Los beneficios de la lectura extensiva para aprender inglés

¿Cuántas veces nos ha pasado que hemos intentado decir algo en inglés y lo único que se nos ocurre es traducir literalmente – palabra por palabra – del español? Esto nos ocurre porque, aunque tenemos conocimientos de gramática y de vocabulario, no estamos familiarizados con el uso práctico del inglés. Aunque las diferencias culturales no sean tan diferentes como con la cultura japonesa por ejemplo, los ingleses se expresan de manera distinta a los españoles. La realidad es que las estructuras gramaticales, el vocabulario y las expresiones utilizadas son diferentes.

Durante las largas clases de inglés en el colegio o el instituto hemos estudiado mucha gramática y mucho vocabulario, pero en ningún momento hemos aprendido cómo y cuándo utilizar estas herramientas.

Con la lectura extensiva (lectura de larga duración con pocas pausas de carácter educativo) asociamos las estructuras gramaticales y el vocabulario con el uso correcto del inglés. Con el tiempo sabremos de manera natural cuándo una expresión o frase es correcta, tal y como sabemos qué expresiones o frases son correctas en nuestro idioma nativo. Por otra parte, la lectura nos ayuda a aprender y memorizar la ortografía de las palabras de forma casi inconsciente. Nuestro cerebro es muy gráfico por lo que si leemos mucho, la próxima vez que escribamos o leamos una palabra que sea ortográficamente incorrecta, nos saltará una pequeña alarma interna indicando que algo no cuadra.

Además, la lectura tiene otros beneficios como que es económico, lo puedes hacer por tu cuenta, es motivador y además con la práctica mejoran tus habilidades lectoras en cualquier idioma, lo cual es fundamental para tener éxito en los estudios.


¿Cómo elegir el libro?

Existen lecturas adecuadas a los diferentes niveles de inglés en los que se tienen en cuenta el vocabulario y las expresiones gramaticales. Si bien estas lecturas son limitadas, siempre podrás encontrar algún libro que se adapte a tus necesidades. En los enlaces de interés encontrarás los links a las editoriales que cuentan con este tipo de lecturas.

Ten en cuenta también que el idioma original del libro tiene influencia sobre el nivel. Mientras que los autores cuyo idioma nativo es el inglés tienden a utilizar un vocabulario y expresiones más complejas, las traducciones de cualquier otro idioma al inglés suelen ser más sencillas. Aunque esto no es una norma, sí que se ha de tener en cuenta a la hora de elegir un libro en inglés.


¿Debo utilizar diccionario?

Por lo general no se recomienda buscar las palabras en el diccionario durante una lectura extensiva. La idea es que, por el contexto, el lector entienda el significado de la palabra y lo añada a su diccionario mental. Es así de hecho cómo aprendemos nuestro idioma nativo.

Sin embargo, y sobre todo para los que empiezan ahora a leer en inglés, en ocasiones es necesario buscar el significado de ciertas palabras para poder entender el contexto. Aunque esto tiende a ser motivo de resignación, no debería de serlo ya que como verás, el número de búsquedas necesarias disminuye rápidamente. Dispositivos como el Kindle de Amazon u otros libros electrónicos facilitan esta tarea enormemente, ya que con simplemente presionar la palabra que no entendemos obtenemos una defición o traducción de forma inmediata en pantalla.

En otras ocasiones es posible omitir el párrafo y continuar la lectura y así evitar que la lectura extensiva se convierta en lectura intensiva (típica de las clases de inglés para estudiar estructuras gramaticales, vocabulario, etc.).


¿Traducción o definición?

Cuando tenemos que buscar el significado de una palabra los españoles tendemos a buscar una traducción al español utilizando un diccionario bilingüe. Aunque esto suele ser la manera más rápida de entender el contexto, no es la manera ni más rápida ni más correcta de aprender vocabulario nuevo.

Los diccionarios bilingües nos dan la traducción de un uso particular de la palabra, lo cual no será aplicable en muchos otros casos. Los diccionarios de definición (como el Oxford Dictionary of English) nos permiten ver, además de su descripción, en qué otros contextos se utiliza la palabra buscada. Con el tiempo, veremos que hay ciertas palabras que no tienen traducción directa ni universal al español, y que dependiendo del contexto se utilizará una u otra palabra, o incluso una expresión completamente distinta.

Y aunque buscar palabras en el diccionario es tedioso, tenemos la suerte de encontrar muchos dispositivos que cuentan con diccionarios desplegables (“pop-up”), en los cuales tenemos únicamente que seleccionar la palabra para ver su definición. Cabe destacar que cada vez hay más libros electrónicos (como el Kindle, mencionado anteriormente) con este tipo de diccionario, lo que los hacen muy atractivos para una cómoda y efectiva lectura extensiva.

Enlaces de interés


Artículos relacionados

Examen Certificate in Advanced English (CAE): Partes, puntuación, validez y precios

Siguiendo al artículo anterior, hoy vamos a hablar del examen CAE (Certificate in Advanced English) de Cambridge . Este examen es el que sigue en dificultad al FCE y por tanto es un buen objetivo...

El método 1-to-1 como método de aprendizaje de inglés: metodología y ventajas

Cuando estamos tratando de aprender un nuevo idioma, un deporte o cualquier otra actividad que necesite de un entrenamiento o aprendizaje, suelen invadirnos cuestiones sobre si el método de enseñanza...

¿Estás pensando en estudiar un curso de inglés en el extranjero? No esperes más y echa un vistazo a todos los destinos que ponemos a tu disposición.