Examen IELTS en profundidad: Tipos, partes, puntuación y validez

Como ya comentamos en el artículo anterior sobre exámenes de inglés con reconocimiento internacional, a la hora de escoger el examen que más se adecue a nuestras necesidades, hay que conocer con mayor exactitud las características específicas de las diferentes opciones que tenemos disponibles, de forma que tomemos la mejor decisión posible. Para ello, en este artículo analizaremos con algo más de profundidad el examen IELTS.

¿Qué es el IELTS y para qué sirve?

El IELTS (International English Language Testing System) es un examen que evalúa el nivel de inglés británico respecto a unos criterios estándar internacionales. En el año 2010, más de 1,4 millones de estudiantes se presentaron a examen en alguno de los más de 130 países donde se realiza.

El motivo principal por el cual tanta gente opta por realizar el examen IELTS es el de obtener un certificado que demuestre su nivel de inglés para poder acceder a estudios universitarios en el extranjero, tanto a nivel de grado como de posgrado. En algunos casos también se pide por motivos laborales o incluso para demostrar que se posee un nivel de inglés suficiente para obtener el permiso de residencia en países como Reino Unido, Canadá, Australia o Nueva Zelanda.

¿Estás pensando en estudiar un grado en una universidad de habla inglesa? ¿Un máster o doctorado? ¿O tal vez te han pedido que demuestres tu nivel de inglés para solicitar una beca u optar a un puesto de trabajo? Si tu respuesta es sí a alguna de estas preguntas, seguramente te estarás planteando presentarse al IELTS.

Tipos de examen

Existen dos versiones del IELTS: el Academic y el General Training.

Por una parte, la versión académica, como su propio nombre indica, va orientada hacia aquellas personas que van a comenzar o continuar sus estudios de grado o de posgrado en un país (o universidad) de habla inglesa. Hay que tener en cuenta que estas instituciones tienen muy en cuenta la nota obtenida en el examen, utilizándola como uno de los criterios principales de admisión. Frecuentemente, los requisitos no solo incluyen sacar una nota media determinada en el examen, sino también obtener una puntuación específica en algunas de las partes (listening, reading, writing, speaking o speaking).

Por otra parte, la versión general es para aquellos otros que necesitan acreditar unas habilidades generales y de “supervivencia” que los habiliten para optar a un puesto de trabajo determinado o a un permiso de residencia en un país anglosajón.

Ambas versiones comparten las secciones del “Speaking” y el “Listening” y difieren en el “Reading” y el “Writing”. En este artículo analizaremos solamente la versión académica debido a que es la más popular entre aquellos que leéis estas páginas.

Estructura del IELTS

El IELTS tiene 4 partes: Listening, Reading, Writing y Speaking. La duración total del examen es de 2 horas y 45 minutos, teniendo lugar las tres primeras partes una a continuación de la otra. La parte oral podrá realizarse el mismo día, u otro día distinto, con el límite máximo de 7 días antes o después de la realización del otro bloque.

Listening (Duración: 30 minutos)

El Listening consta de 4 ejercicios, cada uno de los cuales se basa en una grabación auditiva que puede ser un monólogo o una conversación entre 2 o más personas. Entre los ejercicios, se incluyen de respuesta múltiple, de completar oraciones, de completar cuadros, gráficos o diagramas, y de respuesta corta en una o dos frases. En esta parte del examen, hay que tener en cuenta que se pueden escuchar acentos de cualquier parte del mundo, lo que añade un grado de dificultad sustancial.

Reading – versión académica (Duración: 60 minutos)

Consta de 40 preguntas agrupadas en 3 secciones. Cada texto tiene una longitud de entre una y dos páginas sobre el que se realizan varias preguntas. Los textos son extractos reales de libros, artículos de investigación, periódicos y revistas científicas. El tipo de preguntas, al igual que en la parte oral, es muy variado: respuesta múltiple, completar tablas, gráficos o diagramas, localizar la información en el texto, indicar la opinión del escritor…

Writing – versión académica (Duración: 60 minutos)

Esta parte se compone de dos ejercicios, una redacción de 150 palabras y otra de 250 palabras. Como redacción de 150 palabras se suele pedir un pequeño informe sobre una información que se proporciona al examinado en cualquier formato (texto, gráfico, tabla o diagrama).

Respecto a la redacción de 250 palabras, normalmente se presenta una información de manera muy breve (un par de líneas), a continuación una afirmación sobre la misma, y luego se pide al examinado que explique si está de acuerdo o no con dicha afirmación, exponiendo brevemente los argumentos necesarios. El segundo ejercicio supone dos tercios de la nota del “Writing” y el primero un tercio.

Speaking (Duración: 11-14 minutos)

En esta última parte se mantiene una conversación con un examinador, la cual intenta ser lo más realista posible. Se divide en 3 sub-partes. En la primera, se responden preguntas personales, familiares y/o cotidianas. En la segunda, el examinado habla sobre un tema específico indicado por el examinador. En este caso se valora la capacidad de producir un discurso coherente y ordenado. En la tercera y última, ambos, examinador y examinado, mantienen una conversación sobre un tema concreto, valorándose aquí la interacción oral y la capacidad de discusión. Toda la parte del Speaking es grabada a efectos de posteriores reclamaciones.

Resultados, puntuación y validez

El sistema de puntuación es el llamado “por bandas”. Los correctores situarán nuestros ejercicios por separado en diferentes bandas (de 0 a 9), según el grado de perfección de los mismos. Un muy buen ejercicio se situaría en la banda 8, mientras que un ejercicio mediocre, con faltas gramaticales serias pero entendible, se situaría en la banda 5. Las bandas 1-4 son poco probables de obtener, debido a que los examinados no se suelen presentar al examen si no tienen expectativas de obtener al menos un 5 o 5.5 (mínimo que se suele pedir para poder seguir una clase de nivel universitario en inglés). La banda 0 se otorga únicamente cuando el ejercicio se ha dejado en blanco, y la banda 9 se concede solo a ejercicios totalmente perfectos. Al final, se realiza una media ponderada con todas las bandas obtenidas, que se convierte en la puntuación final.

En el IELTS no existe el aprobado o suspenso. El IELTS nos otorgará una nota de 0 a 9 que será la que presentemos a la universidad donde hayamos solicitado la admisión. Por tanto, el “aprobado” o “suspenso” lo tendremos si obtenemos o no el mínimo de nota que pide la institución a la que estemos intentando entrar. Aunque hagamos un buen examen y obtengamos una nota alta, por ejemplo un 7.5, si la universidad a la que estamos intentando entrar pide un 8, estaremos fuera. Por tanto es de vital importancia conocer la nota mínima de acceso del programa de estudios al que estemos intentando acceder, y preparar el examen a conciencia para obtener ESA nota. De hecho, la pregunta más común que hacen los profesores de las academias que preparan este tipo de exámenes es: “What score do you need?” (¿Qué nota necesitas? ).

El siguiente gráfico obtenido de la página oficial del IELTS nos muestra la equivalencia con los niveles del Marco Europeo Común de Referencia de las Lenguas (CEFR):

Los resultados del examen están disponibles online 13 días después de su realización. Éstos son enviados por correo postal en forma de certificado a casa de los examinados, así como a hasta 5 instituciones académicas que el examinado elija en el momento de registrarse en el examen. Hay que reccordar que el certificado de examen del IELTS es válido durante 2 años. Pasado este tiempo, caducará su validez y no será aceptado por ninguna institución.

Lugares de realización y precio

En España el IELTS se puede realizar tanto en los respectivos British Councils de cada ciudad, como en otros centros examinadores autorizados (algunas universidades y escuelas de idiomas). Existe un British Council por casi cada capital de provincia, por lo que es bastante cómodo de realizar, ya que no hace falta desplazarse largas distancias. Internacionalmente, existen centros examinadores en más de 140 países, por lo que no es un problema encontrar un lugar y fecha cercanos para realizar el examen (opcional). Aquí puedes ver las fechas y lugares de realización del IELTS en todo el mundo, simplemente seleccionando el tipo de examen que se quiere realizar y el país desde donde se pretende tomar.

El precio de los derechos de examen del IELTS en la actualidad se sitúa en unos 210,00 €. Los precios varían ligeramente entre países, aunque en Europa continental son bastante similares a los españoles. Sin embargo, donde existe una diferencia considerable de precio es al presentarse a examen en el Reino Unido, donde cuesta unas £150 libras, que al cambio actual son menos de 170€. Esto lo hace ideal para ser realizado después de un curso específico de preparación de IELTS en el país, por ejemplo.

Cómo y dónde preparar el IELTS

El IELTS, como todo examen oficial lo podemos preparar por nuestra cuenta simplemente descargando ejemplos del mismo de su web oficial, o comprando libros específicos de preparación del mismo, los cuales suelen venir con ejercicios en formato digital para practicar mucho, que es la clave en este examen debido a la limitación de tiempo que se nos da para cada ejercicio. No obstante, la mejor manera de prepararse es en una escuela de inglés donde hayan profesores especializados en este examen, ya que esto nos proporciona una ventaja importante respecto a otros candidatos.

En este sentido, estudiar un curso de preparación de IELTS en Inglaterra nos proporcionará además, una inmersión total en el idioma durante toda la estancia, al tener que convivir con una familia británica o bien con otros estudiantes internacionales si se prefiere alojamiento en residencia. En nuestra opinión, la mejor escuela para preparar este examen es LSI Portsmouth, en el sur de Inglaterra, debido a que 1) sólo ofrecen cursos intensivos, lo que garantiza que los compañeros de clase tienen como principal objetivo estudiar y no solo ir de vacaciones, 2) los profesores son autores del libro de preparación del IELTS, por lo que son verdaderos expertos en la materia, y 3) ofrecen clases con grupos más reducidos que la mayoría de las escuelas, lo que incrementa la dinamicidad de las mismas y la interacción profesor-alumno. Otros destinos interesantes para la preparación del IELTS serían Lewis School of English en Southampton, también en el sur del país, o bien Manchester Academy of English, en el norte de Inglaterra.


Artículos relacionados

Cómo estudiar en una universidad de Inglaterra

La mayoría de nosotros hemos buscado información alguna vez acerca de cursar estudios universitarios en Inglaterra, ya sea para nosotros mismos, nuestros hijos o simplemente...

Exámenes de inglés con reconocimiento internacional

Con este artículo, me gustaría aclarar y ayudar a aquéllas personas que están pensando en realizar o preparar algún examen de inglés que le ayude tanto para potenciar su inglés o la rama...

¿Estás pensando en prepararte para el examen IELTS en el extranjero? No esperes más y echa un vistazo a todos los destinos que ponemos a tu disposición.